Ley de Tasas Judiciales ¿Qué gastos supone el recurrir una sentencia?

Publicado por:

Como consecuencia de la Ley 10/2012, de 20 de noviembre, por la que se regulan determinadas tasas en el ámbito de la Administración de Justicia y del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, la vulgarmente conocida como “Ley de Tasas Judiciales, que ha supuesto una restricción de acceso a los ciudadanos a la justicia, dado el elevado quantum de las denominadas tasas judiciales.

Para interponer un recurso de apelación frente a una sentencia dictada en un procedimiento, en el que, por ejemplo, la cuantía es de 30.000 euros, tendremos que afrontar los siguientes gastos:

50 euros de depósito, que se deberán ingresar en la cuenta de consignaciones del Juzgado, como consecuencia de lo establecido en la D.A. 15ª LOPJ, depósito obligatorio para interponer el recurso de apelación.

– Respecto a las tasas judiciales, se deberá liquidar el modelo 696, y el importe a ingresar será de una cantidad fija de 800 euros, tal y como establece el artículo 7 de la Ley 10/2012 para el recurso de apelación en el orden civil, y una cantidad variable de 30 euros (30.000 x 0,10%), por tratarse de una persona física (art. 7.3 Ley 10/2012).

Tasas judiciales getafe

Por lo tanto, este ciudadano para poder recurrir en apelación la sentencia dictada, deberá desembolsar 880 euros en total, siempre que se trate de un ciudadano que no tenga reconocido el derecho a la asistencia jurídica gratuita, pues de lo contario, estaría exento de las tasas judiciales, tal y como señala el art. 4.2 a) de la Ley 10/2012, derecho del que hablaremos en otro post.

Si lo que queremos recurrir es un Auto definitivo, los gastos en que incurriremos serán únicamente 50 euros de depósito, dado que el hecho imponible de la tasa judicial únicamente lo constituye “la interposición de recursos de apelación contra sentencias”, tal y como establece el art. 2 e) de la Ley 10/2012.

Tal y como se puede observar, se trata de una ley que supone un desembolso excesivo para un ciudadano medio, que tiene un afán recaudatorio, y que supone privar a muchas personas del acceso a la justicia.
Estas tasas judiciales afectan tanto a particulares como a empresas, y se extienden a los ámbitos civil, laboral y contencioso-administrativo, exceptuándose únicamente el ámbito penal. Consulte la Ley de Tasas.

Desde Tecnoderecho Asesores, despacho de abogados situado en Getafe (Madrid), queremos manifestar que estamos totalmente en contra de estas tasas judiciales recaudatorias.

0

Añadir un comentario