Recuperamos 55.000 euros invertidos en Participaciones Preferentes

Publicado por:

Recuperamos 55.000 euros invertidos en participaciones preferentes por una viuda de 85 años, a la que se le colocó este producto sin suministrarle ningún tipo de información acerca de los riesgos del producto y sus posibles consecuencias.

La sentencia declara la nulidad del contrato de participaciones preferentes suscrito por esta señora y su difunto esposo con fecha 22 de mayo de 2009, y condena a Bankia a devolver los 55.000 euros invertidos, más los intereses legales desde la fecha de la contratación.

Esta sentencia resuelve la excepción alegada una y otra vez por los bancos, sobre la caducidad de la acción, que ya fue resuelta por la Sala 1ª del Tribunal Supremo, considerando que la acción de nulidad por vicios del consentimiento del art. 1301 CC, está sujeta a un plazo de ejercicio de caducidad y no de prescripción, cuyo plazo comienza a computarse dese la consumación del contrato, que se produce en el momento de su vencimiento. En el caso de las preferentes, al tener naturaleza perpetúa, es decir, carecer de fecha de vencimiento, no se puede hablar en ningún momento de consumación, y en consecuencia, tampoco de caducidad de la acción.

En relación con el fondo del asunto, el juzgador hace referencia a la complejidad del producto y su falta de liquidez, comercializado sin suministrar la debida información por parte de Bankia, dado que no realizó los pertinentes test de idoneidad y de conveniencia. Asimismo, el juzgador considera que la información facilitada por escrito, tanto en el contrato firmado como en el folleto suministrado, carece de la necesaria transparencia atendiendo a la nomenclatura empleada, la naturaleza jurídica, la complejidad, y la dificultad en el entendimiento, teniendo en cuenta el perfil inversor de la actora.

El juzgador hace referencia a la prueba testifical, de la que destaca el testimonio de la empleada que vendió las participaciones preferentes a nuestros representados, reconociendo que no se suministró toda la información necesaria, en concreto sobre los riesgos del producto, debido a que los propios empleados ignoraban la situación financiera de Bankia, pues tenían confianza plena en la solvencia de su entidad.

La absoluta falta de información y transparencia para con los actores por parte de la entidad bancaria, ha influido de manera esencial en el error padecido por éstos a la hora de la contratación del producto, razón por la cual, lleva a determinar la excusabilidad del error en el consentimiento y su consecuente nulidad.

Una sentencia más para Tecnoderecho Asesores, manteniendo el 100% de éxito en reclamaciones judiciales de participaciones preferentes, y demostrando una vez más, la falta de escrúpulos de Bankia con sus clientes de toda la vida, colocándoles productos de riesgo sin suministrar la información pertinente, y en definitiva, de forma negligente.

Os dejamos el enlace a la Sentencia JPI 4 Alcalá de Henares – PPF Bankia

Si aún no has reclamado por tus participaciones preferentes, consúltenos, no cobramos hasta que no recuperemos lo invertido.

0

Añadir un comentario