Reclamar la plusvalía municipal

Publicado por:

Reclame el dinero que pagó por la plusvalía municipal cuando vendió su casa a pérdidas.

La plusvalía municipal es un impuesto local que grava el incremento de valor que los terrenos de naturaleza urbana experimentan con motivo de la transmisión de su propiedad, ya se trate de transmisiones intervivos o mortiscausa, tanto si se trata de transmisiones gratuitas como si se realizan a título oneroso, es decir, se percibe contraprestación económica. La plusvalía municipal grava igualmente el incremento de valor que sufren los terrenos de naturaleza urbana como consecuencia de la constitución de derechos reales limitativos del dominio, como pudieran ser el usufructo, las servidumbres, etc.

La regulación de la plusvalía municipal podemos encontrarla en los artículos 104 a 110 del Real Decreto Legislativo 2/2004 Texto Refundido de la Ley Reguladora de Haciendas Locales, sin perjuicio de la regulación foral que también afecta a las plusvalías municipales de los territorios forales.

La plusvalía municipal es un impuesto que ha gozado durante años de gran aceptación, pues resulta razonablemente asumible la necesidad de tributar cuando en una transmisión se obtiene un beneficio en relación al coste de adquisición. Sin embargo, el desvanecimiento de la situación generada por la burbuja inmobiliaria ha originado una multiplicidad de situaciones en que las transmisiones de los terrenos e inmuebles se realizan a pérdida, es decir el valor de transmisión de los bienes es inferior al de adquisición.

Como consecuencia de esta situación resulta ininteligible tributar por un hecho imponible que no llega a producirse y convertir en sujetos pasivos de la plusvalía municipal a quienes transmiten sus bienes por un valor inferior al que le supuso la adquisición de los mismos.

En este contexto, las cuestiones de inconstitucionalidad planteadas por distintos Juzgados de lo Contencioso Administrativo, han sido resueltas por el Tribunal Constitucional en Sentencia de 16 de febrero de 2017 y de 1 de marzo de 2017 para con la regulación establecida por el Territorio Histórico de Guipúzcoa y posteriormente Sentencia de 11 de mayo de 2017 para con la regulación estatal en materia del IIVTNU, declarando la inconstitucionalidad y nulidad de los artículos 107.1, 107.2.a) y 110.4 del Texto Refundido de la Ley reguladora de Haciendas Locales. Declaración de inconstitucionalidad que se circunscribe a los supuestos de transmisión de terrenos quedando excluidos los supuestos de constitución y transmisión de derechos reales de goce limitativos del dominio, del derecho a elevar una o más plantas sobre un edificio o terreno, las construcciones bajo el suelo y las expropiaciones forzosas.

Tras la declaración de inconstitucionalidad, los contribuyentes pueden encontrarse en distintas situaciones, dependiendo de la modalidad elegida en Ordenanza Local por cada Ayuntamiento, a saber, bien liquidación o bien autoliquidación:

  • Primera hipótesis: si el contribuyente recibió en su día una liquidación de plusvalía municipal que no recurrió o recurrió pero obtuvo una resolución administrativa o sentencia desestimatoria, la liquidación se considera firme y por tanto, salvo que durante el proceso se hubiere alegado la inconstitucionalidad del impuesto de plusvalía municipal, no se puede recurrir.
  • Segunda hipótesis: si el contribuyente presentó una propuesta de autoliquidación, tendrán un plazo de cuatro años para solicitar la rectificación de la autoliquidación, computado desde el último día del plazo para presentar dicha autoliquidación, en este caso, resulta conveniente solicitar cumulativamente en vía administrativa junto con la rectificación la devolución por ingresos indebidos.
  • Tercera hipótesis en que se puede encontrarse un contribuyente tras la sentencia del Tribunal Constitucional, es la de no haber recurrido la liquidación ni solicitado la rectificación de la autoliquidación expirados los plazos señalados al efecto, quienes se encuentren en este supuesto pueden iniciar el procedimiento de revisión de los actos nulos de pleno derecho.

En cualquier caso, en el supuesto de que en lo sucesivo, usted como contribuyente deba satisfacer la plusvalía municipal, es aconsejable pagar la cuantía correspondiente al mismo y en el caso de que el devengo del impuesto no tenga razón de ser por no existir aumento patrimonial alguno como consecuencia de la transmisión, recurrir la liquidación o solicitar la rectificación de la autoliquidación y devolución de ingresos indebidos, evitando de esta forma que la administración inicie la vía ejecutiva para la recaudación de este impuesto con los recargos por la demora en el pago conlleva. Es decir, primero pagar y luego reclamar.

Para el contribuyente la tramitación de la reclamación de la plusvalía municipal en vía administrativa no supone coste alguno, sin perjuicio de que en aquellos casos en los que no se consiga una resolución favorable en vía administrativa, sea preciso acudir a la vía contencioso administrativa para lograr la devolución de las cuantías indebidamente cobradas por los ayuntamientos en concepto de IIVTNU, acreditando para ello la existencia de una situación inexpresiva de capacidad económica, para lo cual, resulta aconsejable presentar el pertinente informe pericial junto con las escrituras públicas de adquisición y transmisión del inmueble.

Si usted ha vendido a pérdida y pagó el impuesto de plusvalía municipal, cumplimente el siguiente formulario y nos pondremos en contacto con usted para informarle de todos los pasos necesarios para recuperar el dinero que le han cobrado indebidamente.

O si lo prefiere, llámenos 91 489 82 74 o info@tecnoderechoasesores.com

 

 

 

0

Añadir un comentario